martes, 6 de diciembre de 2011

Lapacho, una medicina natural del máximo calibre


Cada vez se está haciendo más popular en las herboristerías españolas la corteza del árbol denominada lapacho o pao d'arco. El lapacho (Tabebuia avellanade, T. impestiginosa, T. altissima) crece en los bosques tropicales de montaña y las laderas andinas en Brasil, Ecuador, Argentina y Paraguay. Es un árbol de hoja caduca -o perenne según la especie-, que alcanza los 30 metros de altura.El árbol tiene unas flores exhuberantes en forma de trompeta  y son de color rosa, morado o amarillo según la especie. Lo curioso de estas flores es que son carnívoras y comen insectos y así protegen a los árboles de plagas, parásitos, infecciones víricas y proliferaciones de hongos.

Los médicos de Sudamérica utilizan una receta procedente de la antigua civilización de los Incas para tratar con buenos resultados varias formas de cáncer (entre ellas la leucemia) y otras enfermedades graves.

El poder del árbol reside en su corteza interior, que puede extraerse sin dañar el árbol. Después, se seca y se elabora un extracto. El árbol renueva su corteza y, por tanto, es una fuente de suministro que perdura en el tiempo. Su ingrediente activo es el denominado lapacho. Este remedio vegetal es apreciado por su capacidad para fortalecer y equilibrar el sistema inmunológico del organismo. Entre todas las curas basadas en hierbas y los tesoros que dejaron los Incas, ninguna parece tan preciosa como el lapacho, que sigue siendo utilizado por sus descendientes hoy en día.

El lapacho es un remedio común utilizado en el tratamiento alternativo del cáncer, el sida  y el desarrollo excesivo de Candida albicans y otras infecciones fúngicas, además de muchas otras enfermedades del sistema inmunológico.
El lapacho es, además, muy valorado por su capacidad para desintoxicar el cuerpo, en particular el hígado, los riñones y el tracto intestinal.
Asimismo, protege a los bebés de las alergias y los cólicos.

Una investigación realizada en Sudamérica sobre el Lapacho ha demostrado que ayuda a reducir los efectos secundarios de los antibióticos y permite que otros medicamentos sean más eficaces a la hora de combatir los efectos tóxicos en el hígado.
El lapacho puede utilizarse con seguridad junto con otros medicamentos e incluso puede minimizar sus efectos secundarios. Personalmente se lo recomiendo a miles de personas, pues proporciona excelentes resultados en casos de infección. Actualmente, muchos médicos y dentistas recetan de forma rutinaria lapacho a los pacientes que sufren alguna infección, en lugar de darles antibióticos. Al parecer este hierba actúa tanto sobre la causa como sobre los síntomas, lo que puede explicar la ausencia de efectos secundarios.

Listas de enfermedades que, según médicos latinoamericanos, el lapacho ayuda a curar:
  • Anemia, al actuar como tónico
  • Cándidiasis vaginal
  • úlceras asmáticas
  • Arteriosclerosis
  • Revitalizante
  • Bronquitis
  • Cáncer
  • Cistitis
  • Diabetes
  • Gastritis
  • Hernias
  • Enfermedades infecciosas
  • Leucemia
  • Transtornos hepáticos
  • Osteomielitis
  • Psoriasis
  • Piorrea
  • Enfermedad de Parkinson
  • Tiña
  • Reumatismo
  • Problemas cutáneos
  • Varices
  • Enfermedades venéreas
  • Heridas
En otras investigaciones se ha demostrado que el lapacho también es útil para combatir resfriados, gripe, gonorrea, pólipos, infección e hiperplasia de la próstata, tuberculosis, tumores, tifus, mareos, impotencia, alopecia, forúnculos, picaduras de serpiente y alergias a alimentos y sustancias químicas.

Si se aplica tópicamente puede ayudar a combatir la caspa, los eczemas y el cáncer de piel.
Aveloz es un remedio a base de hierbas que cuando se utiliza con el lapacho puede eliminar células cancerosas.

El aspecto más fascinante de las propiedades del lapacho es que en ninguna investigación médica se había dado con un agente  químico antibiótico que pudiera destruir tanto bacterias como virus. Cualquier otro tipo de vegetal, expuesto al agua y a la intemperie, acaba cubierto de esporas que propician la formación de hongos, esto no ocurre con el lapacho lo que demuestra una resistencia extraordinaria.

Propiedades conocidas del lapacho:
  • Analgésico: agente que mitiga el dolor, sin provocar la pérdida del conocimiento
  • Calmante: agente que alivia el nerviosismo, la irritación y la angustia.
  • Descongestionante: agente que activa la descongestión de todo el cuerpo.
  • Diurético: agente utilizado para estimular la secreción y el flujo de la orina.
  • Hipotensivo: potente relajador que induce al sueño cuando es necesario.
  • Virucida: agente capaz de destruir un virus.

Investigaciones sobre su efecto en el tratamiento del cáncer

Un estudio realizado en la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, se corroboró una investigación realizada en Brasil, revelando que el lapacho contiene una sustancia muy eficaz contra el cáncer. El Dr. Teodoro Meyer, de la Universidad estatal de Tucumán, en Argentina, fue el primer investigador que descubrió una sustancia antibiótica, llamada Zyloiden, capaz de matar virus. Asimismo, se descubrió que el lapachol, principal ingrediente de la hierba, desarrolla una potente acción antitumoral sin efectos  secundarios tóxicos. En 1968 se confirmó su actividad antineoplástica al utilizarla en ratas portadoras del Sarcoma de Yoshida al frenar el crecimiento de los tumores en el 84% de los animales tratados con dosis elevadas.

El profesor Accorsi, de la Universidad de Sao Paolo, en Brasil, también descubrió que el lapacho tiene un gran valor terapéutico en el tratamiento de diversas formas de cáncer, incluida la leucemia. Un grupo de científicos japoneses encabezados por médicos del Centro Nacional de Oncología confirmó las conclusiones del profesor Accorsi. Los investigadores pudieron extraer  una sustancia anticancerígena del lapacho, que, según descubrieron, actúa contra la leucemia y los tumores malignos, entre ellos el cáncer de estómago.

Potente tónico y revitalizador

Además de sus potentes propiedades curativas, el lapacho es un potente tónico revitalizante capaz de aumentar el contenido de hemoglobina y el número de glóbulos rojos, lo cual no es sorprendente, pues contiene hierro de fácil absorción (coloidal). Contribuye también a la correcta asimilación de los nutrientes y a eliminar residuos, algo esencial para recuperarse de cualquier enfermedad. El lapacho es capaz de revitalizar el cuerpo creando nuevos elementos vitales  y restaurando el desarrollo normal de las células. Permite controlar enfermedades "incurables" alargando y mejorando la calidad de vida al mismo tiempo.

Dosis:
Para fortalecer el sistema inmunológico hay que beber de dos a tres tazas todos los días o tomar 2 cápsulas, tres veces al día. (La infusión suele ser más potente que la cápsula)
En caso de infección o inflamación, de sufrir cáncer u otras enfermedades graves, es preciso duplicar la dosis

Contraindicaciones:
No debe tomarse durante el embarazo, por ser potencialmente abortivo, ni durante la lactancia.

Fuentes: Revista Cuerpo Mente nº 149 y el libro "Los secretos eternos de la salud" (Andreas Moritz)

6 comentarios:

PEDROV VEGA dijo...

Espectacular regalo de los incas y la naturaleza y gracias mil por publicarlo-Pedrov-Mdb

Bruno dieget dijo...

Saludos, vivo en Santiago del Estero, Argentina, donde hay muchos lapachos, blancos y rosados. Florecen con los primeros calores, y le da a la ciudad una apariencia muy zen. Lo que si eso de que tienen flores carnívoras... es falso, (aunque la especie si repele hongos e insectos)

Monica Echeverria dijo...

Y con las flores y sus hojas y ramas que se hace

Unknown dijo...

Hola una consulta todos son medicinal?porque te dicen lapacho dorado y lo que esta en el mercado a modo de planta es rosado o amarillo gracias

Unknown dijo...

Hola una consulta todos son medicinal?porque te dicen lapacho dorado y lo que esta en el mercado a modo de planta es rosado o amarillo gracias

Aula virtual 6to EPB 15 White dijo...

Hola! Me gustaria saber cuánto hay que tomar. Mi tratamiento es de dos cucharadas tres veces al día. Estaría bien. Para tratar problemas digestivos de higado. Gracias.